Guía para que su museo sea apto para niños

Los museos educan e iluminan. Lamentablemente, los niños no aprecian una visita a un museo tanto como sus padres. Puede hacer que sus instalaciones sean más interesantes para todas las edades utilizando una serie de ideas museísticas adaptadas a los niños en sus programas y en el diseño del espacio. Al atraer a todas las edades, su museo tendrá un público más amplio que podrá apreciar las instalaciones mientras aprende.

 

Lea el artículo completo o vaya a una sección específica para obtener más información sobre ideas para exposiciones en museos:

  1. Considerar la zonificación
  2. Actividades prácticas y exposiciones
  3. Juegos interactivos
  4. Hacer las visitas más interesantes
  5. Menor altura de las pantallas
  6. Organizar eventos para niños
  7. Ofrezca comida apta para niños
  8. Extienda artículos divertidos en su tienda de regalos
  9. Ofrecer guías de audio para niños
  10. Incluir actores
  11. Celebración de eventos festivos y estacionales
  12. Disponga de un parque infantil cubierto

Considerar la zonificación

Integre zonas en todo el museo para incluir actividades para los niños. Por ejemplo, en un museo de historia puede haber cestas de disfraces con trajes de época para los niños en cada galería. Un museo de ciencias puede tener zonas táctiles interactivas, dirigidas por un voluntario, en las que los niños puedan tocar pieles de animales o ver demostraciones científicas en un rincón de las salas del museo.

Si necesita ideas para hacer que su museo sea apto para niños y aún está en la fase de diseño, considere la posibilidad de que los niños y las familias participen en el proceso de creación. Si bien puede hacer que los planificadores o arquitectos del museo diseñen o rediseñen las salas de sus instalaciones, también debe obtener la opinión de las familias que desea que las visiten sobre estos diseños. Recibir las opiniones de las familias de la comunidad y utilizar el mayor número posible de sus sugerencias puede aumentar el entusiasmo local por sus nuevas áreas y garantizar que tendrá espacios aptos para los niños.

Recibir las opiniones de las familias y utilizar el mayor número posible de sus sugerencias puede aumentar el entusiasmo local y garantizar que tendrá espacios aptos para los niños.Si ya tiene un museo establecido, una forma sencilla de añadir zonas es con carros rodantes con piezas interactivas que los voluntarios muestran a los niños y sus familias. Estos carros convierten cualquier sala de exposiciones o galería en un espacio con interactividad para los niños. Además, el voluntario del carro puede describir las exposiciones de forma que resulten más interesantes para los niños mientras responde a sus preguntas.

Las zonas no deben separar completamente a los niños de su museo. Por el contrario, deben ser espacios dentro de las salas de exposición en los que los niños puedan participar en actividades o presentaciones más adaptadas a ellos. Los cuidadores pueden permanecer en las salas de exposición mientras dejan que sus hijos aprendan a su propio ritmo en las zonas infantiles de esas mismas salas.

Añadir actividades prácticas y exposiciones

Varios niños juegan juntos con una cesta de pelotas de coloresLos niños necesitan interactividad para aprender y sentirse involucrados en su museo. Las exposiciones prácticas pueden incluir opciones que permitan a los niños excavar en busca de réplicas de huesos de dinosaurio en un arenero exterior. También pueden tener la oportunidad de crear sus propias obras de arte basándose en las exposiciones de la galería de arte que han visto.

Tenga siempre supervisión en todas las áreas de actividades prácticas. Dependiendo de su museo, puede tener voluntarios o personal que dirija a los grupos en las actividades. Por ejemplo, si tiene manualidades para que los visitantes las hagan, los voluntarios pueden guiar a los visitantes en los pasos para completar el proceso mientras mantienen el área limpia.

Los niños que se divierten en su museo querrán pasar más tiempo con las exposiciones, pero para que sigan aprendiendo, también tiene que hacer que sus cuidadores participen en la experiencia con actividades prácticas para toda la familia. Los adultos y los niños se divierten más y aprenden más en su museo si tiene exposiciones prácticas para todos.

Las mejores actividades prácticas permiten que los niños se diviertan entre ellos y con los adultos que les acompañan al museo. Crear espacios divertidos para el aprendizaje en su museo anima a los cuidadores a jugar con sus hijos y a que tanto los adultos como los niños disfruten más de su visita al museo.

Además, las actividades y exposiciones prácticas atraen no sólo a los niños, sino a todos los alumnos cinestésicos, que destacan por aprender haciendo. Con las actividades prácticas se consigue que más alumnos de todas las edades se interesen por la información de su museo.

Incluir juegos interactivos

Otra forma de añadir más diversión a su museo sin hacer grandes cambios es integrando juegos interactivos en la experiencia. Por ejemplo, ofrezca a las familias búsquedas del tesoro a través de la aplicación de su museo o con hojas de trabajo impresas. Estas búsquedas consiguen que los niños y los adultos se entusiasmen con el museo y les animan a explorar las salas con más profundidad de la que tendrían sin el juego.

Para que los juegos sean más interesantes, ofrezca varios niveles de dificultad para distintas edades. Por ejemplo, para los niños pequeños y sus familias, puede organizar una caza que implique que los niños cuenten el número de animales de cuatro patas que ven en una sala específica o que identifiquen su exposición favorita en cada área. Los niños más mayores pueden hacer cacerías más exigentes que les obliguen a leer la información de los objetos expuestos o a fijarse bien en ellos.

También puede implementar la tecnología en sus juegos interactivos con experiencias interactivas inmersivas. Cree una experiencia interactiva digital personalizada para todos y anime a los visitantes a volver y jugar con una atracción de vanguardia. Puede crear una experiencia inmersiva personalizada con nuestros expertos de SoftPlay que complemente la marca y las atracciones de su museo.

Estos juegos interactivos consiguen que incluso los visitantes que repiten miren las exposiciones de su museo bajo una nueva luz. Además, si dispone de juegos para diferentes grupos de edad o niveles de dificultad, ofrecerá nuevos retos a los visitantes cada vez que vengan, lo que fomentará la repetición de las visitas.

Los juegos interactivos son otra forma de aumentar el interés de los grupos escolares por su museo. Los niños pueden trabajar juntos para completar las búsquedas del tesoro u otros juegos. Este tipo de actividad permite a los niños aprender a cooperar y tener algo que despierte su interés en la visita a su museo. Puede que incluso quieran volver con sus familias después de la visita escolar. Para fomentar la participación, ofrezca un pequeño premio, como un marcapáginas, a quienes muestren la búsqueda del tesoro completada en su tienda de regalos.

Con los juegos interactivos, podrá mejorar fácilmente la diversión de niños y adultos en sus salas de exposición. No tendrá que hacer grandes cambios y los niños de todas las edades disfrutarán de la nueva forma de experimentar su museo.

Instruir a los guías turísticos para que las visitas sean más interesantes

Los guías turísticos pueden adaptar sus visitas a las edades de los grupos que dirigen. En lugar de utilizar el mismo guión para todas las edades, los guías turísticos deben compartir con los niños información que los más pequeños puedan entender fácilmente y en la que se sientan interesados. Este tipo de información debe incluir la formulación de preguntas a los niños y la respuesta a las mismas para fomentar las aportaciones y la interactividad.

Por ejemplo, los guías de un museo de arte pueden pedir a los niños que encuentren el cuadro que creen que tiene el animal más raro o el peinado más divertido. Con grupos más pequeños, el guía puede tener tiempo para pedir a los niños que inventen una historia para uno o varios cuadros del museo. Este debate es una gran oportunidad para que el guía introduzca a los niños en el concepto de contar historias con el arte e inspirar a los niños a contar historias creando arte en casa.

Los niños en una zona de aprendizaje práctico con un guía sonrienteSi tiene exposiciones interactivas o zonas de aprendizaje práctico, deje que el guía las destaque en la visita. Los guías también deben supervisar el uso de las exposiciones interactivas por parte de los niños para garantizar que los visitantes aprovechen al máximo las actividades prácticas.

Piense en sus guías turísticos como embajadores de su museo. Proporcionan un medio para comunicar la información de sus salas de exposición a los visitantes de forma que les interese y les eduque. Formar a sus guías para que ofrezcan visitas adaptadas a los niños mejora la impresión que éstos y sus familias tienen de su museo.

Reduzca la altura de sus pantallas

Los niños no pueden disfrutar de las exposiciones del museo si no pueden verlas. Bajar la altura de las vitrinas ayuda a los niños, a los adultos de baja estatura y a los que utilizan sillas de ruedas o scooters a ver mejor los objetos expuestos. En el caso de las vitrinas que no se puedan bajar fácilmente, ofrezca reposapiés para que los niños puedan ver dentro de la vitrina. Los espejos en ángulo dentro de una vitrina también pueden ayudar a los que no pueden ver por encima de una vitrina más alta a ver los objetos del interior.

Bajar la altura de las exposiciones no debería ser la única forma de hacer que su museo sea apto para niños. Es un paso en la dirección correcta para aumentar la accesibilidad a sus exposiciones.

Organizar eventos para niños

Organice eventos para niños en su museo para demostrar que los niños son bienvenidos y celebrados. Añadir eventos infantiles a sus programas aumentará la participación de las familias en la oferta de su museo. Estos eventos variarán en función del enfoque de su sede.

Dos niños haciendo un experimento científico

  • Cenas históricas: Organizar una cena de época con alimentos que comerían los niños de la época enseña a los niños la vida cotidiana durante un tiempo determinado. Este tipo de evento muestra a los niños cómo vivían sus compañeros de épocas pasadas, lo que les conecta con la historia a través del tema. Además, cuando los niños cenan platos históricos mientras aprenden, interactúan con la historia en sus platos, lo que aumenta la emoción del evento.
  • Charlas sobre ciencia: Si tienes un museo de ciencias, puedes organizar un día en el que los niños puedan hablar con un paleontólogo sobre los dinosaurios. El científico invitado puede traer herramientas que utiliza en el campo o fósiles para mostrar. A muchos niños les interesan mucho los dinosaurios, y la posibilidad de hablar con un científico especializado en dinosaurios será probablemente un acontecimiento que agotará las entradas.
  • Clases de arte: Para un museo de arte, considere la posibilidad de impartir clases que liberen la creatividad de los niños al tiempo que les enseñan la historia y las técnicas del arte. Ofrezca clases de arte centradas en los niños para enseñar a los visitantes más jóvenes varios estilos de arte y haga que prueben a pintar o esculpir durante la clase.
  • Fiestas de cumpleaños: Los eventos infantiles pueden incluir incluso fiestas de cumpleaños en las que los asistentes a la fiesta participan en una divertida clase y en una visita al museo antes de que el niño que cumple años abra sus regalos y corte la tarta.

Ofrezca comida apta para niños

Los adultos no son los únicos que tienen hambre en su centro. Asegúrese de que en la cafetería o el restaurante de su museo se sirva comida para toda la familia. Tener raciones de tamaño infantil y platos preferidos por los niños hará que las familias se queden más tiempo en su museo en lugar de irse a casa cuando los niños tengan hambre.

Un perrito caliente con patatas fritas en el fondo Los menús infantiles separados ayudan a que los visitantes más jóvenes del museo se sientan valorados cuando los visitan. En el menú infantil, incluya alimentos que atraigan a los más pequeños y a los paladares más exigentes. Estos alimentos pueden incluir los mismos tipos de alimentos del menú principal pero en porciones más pequeñas o con salsas menos picantes. Por ejemplo, si sirves pasta con salsa de tomate picante en el menú normal, la versión para niños puede tener salsa de tomate sola o simplemente fideos con mantequilla. Asegúrese de tener fruta o verduras como opciones de acompañamiento para que los adultos puedan asegurarse de que los más pequeños siguen comiendo de forma saludable en su museo.

Los servicios a la carta con aperitivos para llevar y comidas ligeras facilitan la provisión de alimentos aptos para niños. Es posible que ya tengas grandes opciones para los niños si tienes leche, palitos de zanahoria, rodajas de manzana, sándwiches o galletas.

La zona de la cafetería sirve como lugar de descanso y recarga para adultos y niños. Si ofrece comida y asientos cómodos a las familias, podrá mantenerlas en su museo durante más tiempo y asegurarse de que todos puedan seguir teniendo una experiencia positiva.

Abastézcase de artículos divertidos en su tienda de regalos

Se sorprenderá de la cantidad de niños que querrán visitar su tienda de regalos si aumenta las opciones disponibles para ellos. Cuando los niños reciban recuerdos divertidos de su tienda de regalos, recordarán con cariño sus visitas.

Una mujer comprando en una tienda de regalosLos artículos divertidos de su tienda de regalos deben estar relacionados con el tema, los colores o el diseño de su museo para garantizar el recuerdo de la visita. Asimismo, incluya en la tienda de regalos juguetes o libros educativos que los cuidadores o profesores puedan comprar para continuar la experiencia de aprendizaje después de su visita.

Por ejemplo, el museo de arte puede tener kits de arte o libros sobre cómo dibujar para animar a los jóvenes artistas. Los museos de ciencias pueden tener kits de experimentos científicos o libros sobre temas científicos, como los dinosaurios o el clima. Los museos de historia pueden tener juguetes históricos de determinadas épocas o libros sobre personajes famosos escritos para el público infantil.

La tienda de regalos suele ser el último lugar que visitan los visitantes de su museo. Haga que su última parada sea divertida y memorable ofreciendo recuerdos para todas las edades.

Ofrecer guías de audio para niños

Las audioguías ofrecen una alternativa portátil a los guías turísticos humanos.Las audioguías son una alternativa portátil a los guías humanos. Muchos museos evitan ahora la necesidad de repartir auriculares incluyendo audioguías de las exposiciones en su aplicación. Este método permite al usuario utilizar sus propios auriculares para escuchar a la guía. Para los locales más pequeños, contar con guías basadas en la aplicación reduce los costes de inversión en la compra, limpieza y almacenamiento de los auriculares.

Las audioguías infantiles permiten a los niños sentirse incluidos al ofrecerles una visita guiada por el museo que se ajusta a su nivel. Acorta y simplifica la información de cada exposición para adaptarla a sus niveles de comprensión.

Si tiene una búsqueda del tesoro para niños en su museo, puede incluir información para completar la búsqueda en las audioguías para niños. Anote en la hoja de trabajo que tendrán que escuchar la guía para obtener la información necesaria. Si la búsqueda del tesoro está en su aplicación, puede incluir el enlace a las partes de la audioguía relacionadas con un elemento de la búsqueda.

Las audioguías para niños son una forma de dar más información sobre sus exposiciones a los niños, especialmente si no tiene suficientes guías turísticos para que todos los visitantes tengan una experiencia guiada.

Incluir a los actores vestidos para el papel

Una mujer vestida de científica trabaja en un experimento Haga que la historia, la ciencia o el arte cobren vida haciendo que los guías turísticos o los voluntarios vistan sus papeles en el museo:

  • Haz que un empleado se vista de científico y haga experimentos en vivo, como crear un cohete de globo o demostrar el ciclo del agua.
  • Un guía puede vestirse como un pintor famoso y animar a los niños a hacer preguntas sobre su trabajo u otras obras de arte de la época.
  • Los empleados o voluntarios pueden vestirse con ropa de la época y actuar como personajes históricos para hablar de su vida y su impacto.

Con actores disfrazados que interpretan los papeles de personajes famosos, su museo da vida a los temas que algunos niños pueden sentir demasiado alejados de sus vidas. Además, cuando los actores fomentan las preguntas y las responden con seriedad, los niños se sienten escuchados y pueden saciar su curiosidad.

Celebración de eventos festivos y estacionales

Los eventos estacionales y festivos hacen que las familias vuelvan a su museo durante todo el año. Incluya actividades infantiles, demostraciones, actores, comidas de temporada y otros programas especiales en estos eventos. Por ejemplo, si tiene un museo de ciencias, puede organizar eventos navideños que exploren la ciencia que hay detrás de la nieve, actores disfrazados de científicos famosos nacidos en invierno, comidas navideñas en la cafetería para las familias y programas que destaquen las exposiciones relacionadas con las vacaciones de invierno.

Sus eventos estacionales ni siquiera tienen que estar relacionados con las vacaciones. Puede organizar eventos para la vuelta al cole o el comienzo de las vacaciones de verano. Las vacaciones de primavera son otro momento para organizar eventos especiales porque los niños tienen tiempo libre para venir a su museo durante el día con sus familias.

Los campamentos o clases de verano son otra opción estacional que puede añadir. Incluya eventos puntuales en los que los niños participen en una actividad práctica y en una visita al museo. Cuando planifique los eventos especiales de su museo, asegúrese de contar con el personal o los voluntarios adecuados para ayudar a los visitantes a participar plenamente en las actividades. En el caso de los campamentos de verano, es posible que su personal deba recibir formación adicional para cumplir con determinadas normativas.

Los campamentos de varios días permiten a los niños acudir al museo durante varias horas para participar en diversas clases y programas del museo. Los campamentos de verano de los museos suelen agotarse rápidamente porque son una opción muy popular para los padres que desean un cuidado educativo de sus hijos durante el verano.

Sea creativo con los tipos de eventos de temporada que ofrece su museo para aumentar el entusiasmo por su sede en los visitantes de todas las edades.

Incluir un parque infantil interior

Los museos son lugares ideales para construir parques infantiles de interior. Estos sitios ofrecen a los niños un lugar para jugar y utilizar su energía extra. Después de satisfacer su necesidad de movimiento en el parque infantil, pueden prestar más atención al aspecto educativo de su museo.

Los parques infantiles de interior también ofrecen a los adultos la posibilidad de sentarse y descansar mientras supervisan a sus hijos en la zona de juegos. Asegúrese de que los adultos dispongan de muchos asientos cómodos para favorecer la supervisión de los niños en el parque infantil.

Puede personalizar un parque infantil de interior para que coincida con la temática de su museo. Imagine incluir un parque infantil con temática de dinosaurios en un museo de ciencias o uno de colores vivos con temática artística para su museo de arte. Los parques infantiles de interior sólo requieren el espacio que usted desee: puede utilizar un pequeño rincón o una sala entera. Con una zona de juegos en su museo, hará que su museo sea más apto para niños y familias.

Un parque infantil de interior proporcionará a su museo muchos beneficios, como una forma de atraer y mantener a las familias en su museo, un mayor rendimiento de la inversión en su local y una forma de promover el juego activo además de sus programas educativos.

Póngase en contacto con Soft Play® hoy mismo para crear un parque infantil de interior para su museo

Un amplio y colorido espacio de juego interior con niños jugando Si la adición de un parque infantil interior es uno de los métodos que desea utilizar para mejorar el carácter infantil de su museo, conectar con Soft Play para obtener ayuda. Nuestras soluciones llave en mano incluyen soporte de diseño, instalación profesional y servicio al cliente. Si sabes el tipo de parque infantil que quieres para tu museo, solicitar un presupuesto Y nuestro equipo lo ayudará a personalizar sus opciones para que coincidan con el tema, los colores y el estilo de sus instalaciones. ¡Empieza a crear divertidos museos para niños hoy mismo!

Empieza a escribir y pulsa Enter para buscar